, , ,

PAVIMENTOS : PAVIMENTOS DE MARMOL

Empezamos con este post una serie que pretende profundizar en los distintos materiales empleados como pavimentos de edificaciones. La entrada de hoy está dedicada al mármol.

El mármol es una roca metamórfica  que se forma a partir de rocas calizas. Su componente principal es el carbonato cálcico con un elevado grado de cristalización. Hay miles de tipos de mármoles, al tratarse de una piedra natural su color y características dependen de la zona en la que se extrae. Se da la circunstancia de que incluso en una misma cantera las piedras  resultantes del proceso de extracción pueden ser muy diferentes en función del frente de cantera explotado.

Los mármoles blancos son los mas apreciados para revestir suelos. Suele presentar unas delicadas vetas grises, pero cuanto mas blanca es la pieza mas apreciada resulta.

Tratamientos.

La belleza del mármol se ve acentuada por el tratamiento que se le da después a esta piedra natural tan especial.

  • Pulido.

Es el acabado más habitual para el suelo de mármol. Se obtiene un brillo natural ya que no se usan ceras ni otro tipo de productos.

  • Apomazado.

El apomazado se logra mediante un proceso de abrasión similar al del pulido, pero sin llegar a conseguir brillo, se podría entender como el paso previo al pulido. Se consiguen superficies planas, lisas, mates y sin ninguna marca visible. Se consigue resaltar mucho la estructura, textura y colores de la piedra. .

  • Abujardado

Es una antigua forma de tratamiento superficial de todos los materiales pétreos para revestimientos de exteriores y otros trabajos artesanales y uno de los efectuados manualmente más utilizados. También se conoce como labrado.
La superficie de la roca, previamente conformada, se golpea repetidamente con un martillo bujarda, que lleva una o dos cabezas de acero que contienen pequeños dientes piramidales de metal duro (widia). La superficie tratada presenta pequeños cráteres de 1–3 mm de profundidad y anchura uniformemente repartidos, que aclaran el tono general de la roca. Estas “protuberancias” dependen del tamaño y densidad del puntero utilizado,  la fuerza empleada y el número de impactos.  En la actualidad se utilizan máquinas automáticas, que utilizan martillos neumáticos y carros automáticos para labrar tablas o grandes superficies.

  • Envejecido.

Es un tratamiento aplicado a superficies pétreas mediante abrasión o químicamente. Cuando se realiza por abrasión, su utilizan cepillos cuyas cerdas están impregnadas de abrasivo (corindón) de diferentes granulometrías que determinan la textura final de la piedra.  En el caso de tratamiento con productos químicos (ácidos) se aplican a la superficie de la piedra y se dejan actuar cierto tiempo hasta conseguir el  efecto deseado. El resultado obtenido es una superficie con cierta rugosidad y algo porosa. Mediante la aplicación de este acabado se logra buena estabilidad de la cara a la alteración atmosférica.

Características de los pavimentos de mármol.

  • Dureza: Es un material duro, si bien no lo es tanto como el granito, y puede ser rayado con cierta facilidad, por lo que es conveniente protegerlo cuando se va a producir sobre él algún tipo de movimiento que pueda ser abrasivo, como mover un mueble.
  • Absorción. Como toda piedra natural es absorvente, especialmente aquéllas sustancias con un cierto grado de acidez.

Variedades de  mármoles españoles

La página Marmola.es ofrece un completo catálogo de todas las variedades de mármol que se extraen en el territorio nacional.

Variedades de mármoles valencianos

  • Mármol Crema Valencia
    • Extracción: Barxeta
    • Color crema, con vetas ocres

  • Mármol Rosa Valencia
    • Extracción: Barxeta
    • Color rosa claro, con vetas

  • Mármol Rosa Buixcarró
    • Extracción: Quatretonda
    • Color rosa fuerte, con vetas negras.

Mármoles de importación

Puede consultar otros mármoles de canteras de extracción en otros países, si bien se pueden importar a España a través de distribuidores:

Mantenimiento de pavimentos de mármol.

Para mantenerlo en condiciones adecuadas y alargar su aspecto de recién colocado y pulido hay que considerar las siguientes reglas para su limpieza y mantenimiento:

  1. Barrerlo o aspirarlo frecuentemente.
  2. Eliminar cuanto antes cualquier sustancia que se derrame en él, para evitar que la piedra la absorba.
  3. Fregarlo sólo con agua, evitando el encharcamiento (la fregona o bayeta deben estar húmedas, no empapadas). Se puede usar algún producto limpiador que sea específico para mármol, pero hay que evitar siempre que sea posible el tratamiento con productos fuertes y agresivos.
  4. Si el estado del pavimento de mármol es muy sucio como consecuancia, por ejemplo, de obras de reforma,  se puede fregar con una mezcla de agua oxigenada y agua (en una proporción de 1 parte de agua oxigenada por 12 partes de agua).

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *