La ejecución de pavimentos de hormigón en construcción residencial es tendencia. Se adapta a los contornos, las juntas son mínimas y con una correcta terminación superficial los acabados son espectaculares. El problema podría residir en la capacidad absorbente del hormigón por su naturaleza porosa. Una superficie sin tratamiento hidrófugo es vulnerable a la absorción de líquidos que dejen el hormigón manchado.

En VOLIA realizamos al hormigón un tratamiento hidrofugante y oleofugante que garantiza  la nula absorción de líquidos y su completa protección ante las manchas.

Os dejamos un video de superficie de hormigón a la que hemos realizado el tratamiento hidrofugante. Como se puede ver, el líquido se comporta como si fuera mercurio, resbalando sobre la superficie sin penetrar en sus poros.

El agua se puede barrer!:

En este video se muestran las diferentes fases del tratamiento: